Infección de oído

Las infecciones de oído son un problema común en los niños. Estas infecciones pueden ser causadas por virus, bacterias o hongos. La mayoría de las infecciones de oído en los niños son causadas por virus.

Las infecciones de oído pueden ser muy dolorosas para los niños. Los síntomas de una infección de oído pueden incluir dolor de oído, fiebre, dolor de cabeza y pérdida de audición.

Las infecciones de oído en los niños pueden ser tratadas con antibióticos. Si la infección es causada por un virus, el antibiótico no funcionará. En estos casos, el tratamiento será sólo para aliviar el dolor y la fiebre.

Los niños que tienen infecciones de oído deben permanecer en casa hasta que se encuentre mejor. Los niños que tienen fiebre alta o pérdida de audición deben ser vistos por un médico

Recomendaciones y tratamientos

Las infecciones de oído son un problema común en niños. A menudo son causadas por virus, y pueden resultar en fiebre, dolor de oído y pérdida de audición. En la mayoría de los casos, las infecciones de oído se curan solas, pero pueden requerir tratamiento si el niño tiene fiebre alta, dolor severo o pérdida auditiva.

Hay varias recomendaciones que pueden ayudar a prevenir y tratar las infecciones de oído en niños:

-Lávate las manos frecuentemente con jabón y agua caliente para eliminar los gérmenes.

-No permitas que tu hijo se introduzca objetos en el oído.

-Dale a tu hijo a tomar líquidos calientes, como té o caldo, para aliviar el dolor de oído.

-Aplica calor en el oído afectado para aliviar el dolor.

-Si el niño tiene fiebre, dale paracetamol según las indicaciones del médico.

-Si el niño tiene dolor de oído, aplica una compresa fría en el oído afectado.

-Consulta al médico si el niño tiene pérdida de audición o fiebre alta

Otras enfermedades y afecciones de bebés

Deja un comentario